Legalizan primera vez a una red de asociaciones de juventudes rurales

Como resultado del compromiso de fortalecimiento de las diferentes organizaciones juveniles del país, el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), cumple con el compromiso de legalización de la Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES).

Esta es la primera vez que se legaliza una red con presencia de juventudes rurales en los 14 departamentos.

Con la legalización se busca la consolidación de la organización para que esta contribuya al desarrollo de las comunidades, a fin de que las juventudes no tengan necesidad de abandonar sus orígenes y sus tierras y que sean parte fundamental del relevo generacional en la agricultura del país.

Dicha actividad fue presidida por el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia; directora del INJUVE, Yeymi Muñoz; Gerente de País, del FIDA en El Salvador, Glayson Ferrari y por Roberto Martínez Presidente de Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES); entre otras autoridades e invitados.

El ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia expresó que “Estamos en la presentación de la Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES), lo que viene a desarrollar una nueva iniciativa de estas redes que hay en cada departamento del país, y que  integran actividades de carácter empresarial. Esta ha sido una iniciativa que se ha estado promoviendo desde el INJUVE, Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial y desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Lo que esperamos, es que ésta venga a fortalecer la participación de los jóvenes en las Asambleas Ciudadanas, y así también en el Consejo Nacional de Personas Jóvenes”.

“Estos jóvenes ya han trabajado con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, pero hoy queremos colocarlos en una posición de mayor incidencia, donde pueden ser los verdaderos protagonistas. Todos los jóvenes tienen un liderazgo y dentro de sus comunidades han venido trabajando proyectos específicos con el MAG, y ahora vamos a dar un impulso más, porque dentro del programa Jóvenes Con Todo el tema de emprendimientos va a tener un proceso de asistencia técnica, va a tener la entrega de un capital semilla y por supuesto que vamos a construir también un mecanismo para comercializar lo que producen”, dijo la directora del INJUVE, Yeymi Muñoz.

“Estamos institucionalizando los procesos de participación y también de oportunidad para los jóvenes es decir, que ellos también se están organizando para poder tanto participar de los procesos, pero también monitorear y evaluar las políticas públicas que tienen que ver con sus territorios y comunidades”, expuso el Gerente de País, del FIDA en El Salvador, Glayson Ferrari.

“Nosotros creemos que tenemos un gran reto con el mundo rural y que justo los jóvenes nos pueden ayudar a vencer esos retos que tiene que ver con mayor innovación, creatividad, incremento de la capacidad para hacer negocios, mejorar la forma de producir. Nosotros creemos que es esta generación quien nos puede ayudar a transformar al mundo rural y un mundo más competitivos pero también con mas resultados para la gente que ahí vive”, agregó.

El Presidente de AREJURES, Roberto Martínez manifestó que “Es un motivo de alegría, un motivo de que la juventud salvadoreño está dando un paso más, agradecer al Ministerio de Agricultura y Ganadería apoyado por el FIDA y las otras instituciones como INJUVE y Visión Mundial, que también gracias a ellos hemos sido beneficiados con este gran proyecto que es AREJURES y que va a beneficiar a toda la juventud rural de El Salvador”.

Con la legalización, la Red podrá gestionar fondos para formar jóvenes dentro de los territorios de la zona rural para que desarrollen habilidades adecuadas al entorno y que permitan realizar emprendimientos  que promuevan el desarrollo de la comunidad.

En el plan de acción de AREJURES busca fomentar el emprendimiento, incidir en la disminución de los problemas sociales en los y las jóvenes rurales, rescatar valores culturales, ambientales y éticos, desarrollar la equidad de género, fortalecer la identidad cultural de os pueblos originarios.

AREJURES cuenta con la participación de 110 jóvenes rurales que representan a las 13 redes juveniles departamentales y al comité de jóvenes indígenas en donde participan más de 1,950 jóvenes del sector.