Bomberos de El Salvador rinde tributo a bomberos fallecidos en las Torres Gemelas

San Salvador, 11 de septiembre de 2017. Unidos en solidaridad y dando continuidad a la tradición de la hermandad internacional de bomberos, El Cuerpo de Bomberos de El Salvador, en coordinación con la Fundación Gear Up, junto a cuerpos de bomberos de diferentes países, realizó un homenaje para honrar la memoria de los bomberos y rescatistas que ofrendaron sus vidas cumpliendo con su  deber el 11 de septiembre de 2001.

“Sus Vidas fueron un ejemplo de servicio, sus muertes una muestra de entrega y abnegación” es la leyenda de la placa conmemorativa que fue develada y que quedó plasmada en el Monumento al Bombero Salvadoreño, en memoria a los 343 bomberos que perdieron la vida en el Word Trade Center, en Nueva York.

En el homenaje estuvo presente el Ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia, la Embajadora de Estados Unidos acreditada en El Salvador, jean Manes, el Director de Bomberos, Mayor Joaquín Parada y el personal del Cuerpo de Bomberos.

El Ministro Arístides Valencia expresó que “nosotros reconocemos el espíritu noble, abnegado y de entrega que tienen los bomberos,  y la disposición de sacrificio ante cualquier situación de emergencia en la cual incluso no se va pensando en la seguridad personal, sino que se va con la condición incluso de entregar la vida por el prójimo, el 11 de septiembre de 2001 habían cerca de 16 mil personas en el Word Trace Center y el trabajo de los bomberos contribuyó a disminuir el número de víctimas”

El director de Bomberos, mayor Joaquín Parada externó que “combatir el fuego y salvar la vida del prójimo es el principal motivo de existencia de los bomberos, y lo tratamos de cumplir aún a costa de perecer cumpliendo con nuestro deber”

“Cuando los ojos del mundo observaban la tragedia, a las 9:53 horas las torres gemelas comenzaron a derrumbarse, y con ellas se fueron apagando las vidas de 343 bomberos junto a la de otros rescatistas” detalló el director.

En ese momento, el departamento de bomberos de Nueva York, al igual que todos los bomberos disponibles, fueron enviados y distribuidos en el lugar, se desplazaron 200 unidades y más de 400 bomberos, las primeras brigadas de bomberos ingresaron en el edificio y subieron por las escaleras; cuando las torres se derrumbaron 343 bomberos perdieron la vida y otros resultaron heridos.

La Embajadora Jean Manes expresó que “en fechas como esta, queremos recordar que durante esos momentos tan oscuros y difíciles, en medio del dolor y el caos, salen a relucir lo mejor de los valores de los humanos, y eso fue evidente en la respuesta inmediata de los cuerpos de socorro, las pérdidas humanas hubiesen sido mucho más altas”

“Para mí un verdadero honor poder acompañarlos en esta ceremonia dedicada a sus colegas estadounidenses, porque ustedes demuestran esta misma valentía cada día, ustedes son héroes con el único objetivo de salvar vidas, proteger a los débiles, a los heridos y necesitados” detalló la Embajadora.

La tragedia dejó un total aproximado de 3 mil víctimas; y en las labores de rescate y recuperación participaron cerca de 55 mil socorristas entre bomberos y policías, quienes no cesaron su trabajo pese al riesgo existente de poder perder sus vidas.

DSC01152 DSC01155 DSC01156 DSC01159 DSC01162 DSC01168 DSC01171 DSC01176 DSC01191