RESCATE VEHICULAR

El rescate de víctimas atrapadas en vehículos colisionados, es uno de los elementos fundamentales de un sistema de atención de emergencias. El personal de bomberos, posee las destrezas propias para este tipo de emergencias, con herramientas básicas y especializadas y técnicas para rescatar, en un período corto de tiempo y con las mayores medidas de seguridad a una víctima atrapada.

En el Rescate Vehícular se requieren herramientas adaptables a la mayoría de situaciones, que sean fuertes, ligeros y de fácil manejo, asegurando que el bombero, sea capaz de hacer el trabajo de rescate para proveer acceso rápido de  hacia el paciente o la salida de las víctimas.

Los principales tipos de equipo son: separadores, cortadores, extensores y unidades de poder; entre los equipos opcionales se encuentran: cadenas, bases, ganchos, válvulas de conexiones múltiples y bombas hidráulicas manuales.

El equipo de rescate vehícular  permite:

Estabilizar el vehículo, romper las cerraduras de puertas, levantar piezas metálicas para la liberación de víctimas, desarmar, cortar, apuntalar y quebrar parabrisas, otras actividades que variarán con cada situación.