RESCATE VERTICAL

La actual planificación de las ciudades y los entornos industriales implica la existencia de numerosas estructuras verticales de grandes dimensiones a las que a veces los bomberos, no tenemos acceso con medios convencionales.

En respuesta a estas condiciones, los bomberos debemos adaptarnos y perfeccionar técnicas de socorro en montaña y trabajos verticales que nos demanda la sociedad actual.

Las condiciones a considerar son: garantizar la seguridad propia, no agravar las lesiones, asegurar el lugar, analizar el riesgo, sobre dimensionar la seguridad, anteponer la asistencia sanitaria a la evacuación, ahorrar tiempo y demarcar las zonas de actuación.

Debido al nivel de compromiso que adquiere el profesional de rescate, se cuenta con experiencia y sentido común, ya que se trabaja en situaciones de estrés, bajo mucha presión y los  errores pueden resultar fatales ya que en un rescate no se debe abandonar ningún aspecto a la improvisación.