Familias de Intipucá y Chirilagua reciben material para reconstruir viviendas

San Miguel, 22 de mayo de 2018.-El Ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia, junto a titulares del Viceministerio de Vivienda y Ministerio de Obras Públicas  entregaron este día 4,897 láminas ZincAlúm calibre 26, para cubrir hasta 40 metros cuadrados, beneficiando así a 800 familias cuyas viviendas se les daño el techo en los municipios de Intipucá y  Chirilagua, producto del enjambre sísmico que dio inicio el pasado 5 de mayo en la zona oriental del país. Inversión realizada con fondos propios del Ministerio de Obras Públicas –MOP-.

El Ministro Valencia  expresó: “Con esta entrega estamos cumpliendo el mandato de nuestro Presidente, Profesor Salvador Sánchez Cerén, quien inmediatamente a la emergencia anunció la gestión de la ayuda para los afectados”. Además enfatizó que “ya nos encontramos en la etapa de rehabilitación y reconstrucción de viviendas”.

El Ministerio de Hacienda, por su parte, puso a disposición 1 millón de dólares para que la Comisión Nacional de Protección Civil pueda atender las necesidades de la población afectada de los departamentos de  San Miguel y La Unión, específicamente en los municipios de Intipucá, El Carmen y Chirilagua.

Como parte del Sistema Nacional de Protección Civil, los Gobernadores y Gobernadoras,  junto a los Alcaldes se activaron desde el inicio del enjambre y realizaron las coordinaciones y articulación inmediata de las instituciones de gobierno, para atender a la población afectada, lo cual es prioritario en este tipo de emergencias.

La emergencia llevó a la Dirección General de Protección Civil a declarar el 6 de mayo  una Alerta Naranja por el enjambre sísmico en los municipios de Chirilagua, Intipucá y El Carmen; mientras que se emitió Alerta Amarilla en los departamentos de San Miguel y La Unión, con el propósito de que se activaran para proporcionar el apoyo necesario los municipios afectados.

La atención inmediata, brindada por el Gobierno de la República, priorizó el suministro de agua potable, víveres, atención médica, techo (tiendas de campaña) y seguridad; para esto se movilizó en el territorio a diversas instituciones, como el Ministerio de Salud, Fondo Solidario para la Salud –FOSALUD-, Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia –ISNA-, Policía Nacional Civil, Fuerza Armada, entre otras.

Además, se realizó la Presentación del Plan de reconstrucción de Centros Escolares afectados por el enjambre sísmico. Según el reporte del Ministerio de Educación, se contabiliza un total de 60 centros escolares dañados, los cuales presentan paredes agrietadas, daños en techo y cielo falso.

Detalle centros escolares dañados: Chirilagua (San Miguel) 30, Intipucá 9; El Carmen 21, estos últimos del Departamento de La Unión.

Desde las 6:30 p.m. del pasado sábado 5 de mayo que inició el enjambre sísmico hasta las 9:00 a.m. de este día, la Red Sísmica Nacional ha registrado 1,190 sismos, de estos, 175 han sido reportados como sentidos por la población.

Personal del Fondo de Conservación Vial –FOVIAL-, realizó inspección de daños en puentes, cajas y bóvedas en la ruta El Delirio hasta el desvío El Cuco y Carretera del Litoral; además trabajó en la remoción de derrumbes en diferentes puntos de la zona afectada como: Curva del Capulín y en la ruta de El Delirio hacia Chirilagua.

La Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo –DACGER- del Ministerio de Obras Públicas MOP, desplazó personal a la zona oriental para la evaluación de taludes inestables, especialmente donde se registraron desprendimientos y apoyó en la evaluación de puentes y obras de paso.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales –MARN- informó que hay una significativa disminución de la actividad sísmica localizada entre los municipios de Chirilagua, departamento de San Miguel e Intipucá en La Unión; sin embargo, no se puede afirmar una tendencia a la normalidad, por lo que las autoridades continuarán con el monitoreo en la zona.

Por las características registradas, el origen de esta actividad sísmica se atribuye a la activación de fallas geológicas locales de la zona. Asimismo, por el comportamiento sísmico de este sector, no se descarta la ocurrencia de sismos similares o de mayor magnitud.

S S