Presidente Salvador Sánchez Cerén y Comisión Nacional de Protección Civil adoptan más acciones para enfrentar situación de lluvias

Domingo 8 de octubre.- En el marco de la declaratoria de ALERTA VERDE y AMARILLA EN 31 MUNICIPIOS, emitida el pasado 5 de octubre por lluvias y mar picado; así como por las afectaciones ocurridas en la zona de Oriente del país, La Comisión Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, sostuvo una reunión con el Presidente de la República Profesor Salvador Sánchez Cerén, para analizar la situación de lluvias y adoptar nuevas medidas que garanticen la seguridad de la población ante este fenómeno.

El jefe de Estado reiteró su llamado a la población para seguir y acatar las recomendaciones del Sistema Nacional de Protección Civil, y externó su solidaridad con los familiares de las tres personas fallecidas y lesionados, así como con las que han tenido afectaciones en sus viviendas.

Reiteró que todo el Sistema Nacional de Protección Civil sigue activado a nivel nacional con el objetivo de evitar que haya más víctimas, resguardar a las familias y atender dignamente a los afectados en los albergues.

Por su parte, el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, en su informe al Presidente destacó que “… el Sistema Nacional de Protección Civil se activó de manera inmediata, ante la declaratoria de Alerta Verde… inicialmente nos hemos concentrado en los efectos que se han presentado en la zona costera debido a las lluvias y al mar picado; así también, se activaron de inmediato las Comisiones Departamentales y Municipales, y desde este pasado sábado 6 de octubre se activaron los primeros albergues en los departamentos de San Miguel y La Unión. Del mismo modo se hizo una evaluación de evacuación y albergue de otros sectores.

Debido a la cantidad de lluvia y al incremento de la susceptibilidad en  zonas de ladera, se inició el respectivo monitoreo en la zona montañosa, en carreteras y calles de zonas afectadas.

Se ha estado brindando atención en los albergues a familias que a la fecha suman 719, así como a familias que han buscado refugio con familiares o amigos.

También estamos pendientes de la zona occidental, pero la actuación como Sistema se está dando a nivel nacional.

Finalmente, el ministro Valencia propuso al mandatario de la República, que como Comisión Nacional se sugieren las siguientes medidas:

1.- Suspender clases en todo el territorio nacional por un periodo de 48 horas, a partir de este mediodía, tanto por las lluvias como por la susceptibilidad del suelo.

2.- Atender a la población de pescadores con alimentos, ya que por un periodo no podrán dedicarse a su faena, lo que los ubica en una condición de inseguridad alimentaria.

3.- Solicitar a miembros de las Comisiones Municipales, alcaldes y alcaldesas, que continúen aplicando las etapas de funcionamiento de manera inmediata, con el objetivo de atender a su población de manera integral…”

El Presidente oficializó que, atendiendo la petición de la Comisión Nacional de Protección Civil, se extiende la suspensión de las clases a nivel nacional por dos días (hasta el miércoles 10 de octubre), medida vigente desde este mediodía.

Así, se evitan “problemas que puedan haber, ya sea en los centros escolares o en el traslado de los alumnos al centro escolar”, dijo el Presidente.

El Ministerio de Educación anunció, además, que se suspende la aplicación de la Prueba de Aprendizajes y Aptitudes para Estudiantes de Educación Media (PAES), programada para este 10 y 11 de octubre, la cual se realizará los días 17 y 18 de octubre.

El tercer simulacro de terremoto, previsto para este 10 de octubre, también ha sido suspendido y se traslada para el miércoles 17 de octubre, según lo informó el Director y Secretario de Vulnerabilidad Jorge Melendez.

DSC03480 DSC03464 DSC03476