Ministro Mario Durán inaugura novedoso proyecto que viene a robustecer la fase 2 del Plan Control Territorial

San Salvador, 28 de septiembre de 2019.- Este día fue inaugurado el proyecto Scout “Nos traes un niño y te devolvemos un ciudadano”, destinado en su primera fase territorial a jóvenes de los municipios de Apopa, Mejicanos y San Salvador.

Con este proyecto desarrollado dentro de la Fase 2 del Plan Control Territorial que el Gobierno del Presidente Nayib Bukele implementa en los municipios priorizados, se busca ampliar la cantidad de jóvenes atendidos por el movimiento Scout, principalmente aquellos provenientes de territorios vulnerables.

La inauguración fue presidida por el Ministro de Gobernación, Mario Durán, acompañado del Presidente del Consejo Scout Nacional, Salvador Marroquín; del Director Nacional de la Asociación Scouts de El Salvador, Miguel Alberto Mendoza y de la Directora del Centro Escolar “Benjamín Bloom”, Jasmine Elizabeth Iraheta.

Este proyecto es parte del convenio que celebró el Ministro Durán, donde se dispondrá de $100 mil para fortalecer la obra de la Asociación y llevar sus operaciones en los territorios vulnerables y así  aportar a la construcción del tejido social, dado que el Movimiento Scouts implementará la metodología “aprender haciendo”.

El Ministro Durán detalló que: “la filosofía scout promueve la solidaridad, convivencia social y perseverancia por desarrollar un plan de vida al servicio de la sociedad y la autosuperación”. Además agregó: “Estos valores de vida se promoverán en las comunidades priorizadas por el Plan Control Territorial”.

Esta es una muestra de que el Gobierno Central está trabajando para quitar el estigma a los jóvenes de las comunidades más vulnerables que los asocian a la delincuencia, por el simple hecho de vivir ahí, con esta etapa del proyecto se promoverá que los jóvenes se organicen e inicien otros procesos de formación para la vida; por lo cual, se atenderán a 200 jóvenes de los municipios de San Salvador, Mejicanos y Apopa, entre las edades de 7 a 21 años.

Con la implementación del proyecto se tendrán 3,760 jóvenes beneficiados de forma directa y 1,200 indirectamente, haciendo un total de 4,960 beneficiarios.

Los scouts hacen buenas acciones y ayudan a otros, ya que es parte de los valores y principios que han adoptado. También pueden invitar a otras personas a hacer buenas acciones y convertirse en Mensajeros de la Paz. El objetivo de ser mensajeros de paz es inspirar a jóvenes en todo el mundo para lograr un impacto positivo en sus comunidades.