Presidente Nayib Bukele inaugura primera fase del Hospital El Salvador

El Presidente de la República, Nayib Bukele, inauguró este domingo en la noche la primera fase del Hospital El Salvador, el más grande de Latinoamérica para atender a pacientes con COVID-19, y que ayudará a descongestionar el Sistema Nacional de Salud en la lucha contra la pandemia.

El mandatario apuntó que la primera fase, tal como serán las otras dos que componen este proyecto hospitalario, es una obra “de primera línea, de primer mundo y para el pueblo”, que permitirá fortalecer la lucha contra la pandemia de COVID-19.

“Esto es una gran obra para nuestro país y a va ser un legado para este Gobierno y va a ser un legado para las próximas generaciones. Porque además hemos decidido dejarlo como permanente porque hay mucha inversión”, destacó.

La primera fase del Hospital El Salvador, ubicado en las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), tuvo una inversión de $ 25 millones. El jefe de Estado apuntó que estos recursos se utilizaron junto a los fondos desembolsados por la cooperación internacional y a los destinados para la compra de insumos que permitieron equipar esta fase del nuevo nosocomio.

El gobernante afirmó que en la primera fase de este centro médico será la primera vez que se implemente en la región latinoamericana “inteligencia artificial especializada en emergencia”.

“Los medicamentos acá van a estar siendo monitoreados digitalmente y se van a ir abasteciendo en tiempo real”, explicó.

La primera fase del Hospital El Salvador, situada entre los pabellones 1 y Centroamericano, cuenta con 105 camas para la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 295 camas para la Unidad de Cuidados Intermedios (UCIN).

El Presidente Bukele afirmó, además, que el centro médico cuenta con áreas de descanso para el personal médico, radiología e imágenes, alimentación, farmacia, anestesiología, medicina crítica, enfermería, laboratorio clínico, banco de sangre, área de trabajo social, almacén, bodega y morgue.

Precisó que también está provisto de seis subestaciones eléctricas y seis plantas eléctricas. Resumió que en esta primera fase se han readecuado y construido obras en más de 23,000 metros cuadrados.

La primera fase de este hospital también dispone de equipo de aire y oxígeno medicinal para darle una atención de primer nivel a los pacientes ingresados.

En el hospital trabajarán más de 200 médicos, incluyendo el equipo élite de la UCI del Hospital San Rafael, de Santa Tecla, reveló el mandatario. A todos ellos las autoridades de salud les garantizarán trajes de bioseguridad y áreas de atención de salud mental y capacitación.

El Presidente Bukele detalló que esta etapa del centro médico supera en cantidad de UCI a las que dejó el Gobierno anterior, e incluso a las que las autoridades actuales de Salud habían habilitado para atender a los pacientes con COVID-19.

Expuso que, antes de inaugurarse esta etapa, las autoridades habían habilitado 157 camas para UCI en los diferentes hospitales de El Salvador, como parte de un “trabajo titánico”, encabezado por los ministros de Salud, Francisco Alabi, y de Obras Públicas, Romeo Rodríguez.

La habilitación de 400 camas de UCI y UCIN en la primera fase del Hospital El Salvador se da en un momento crucial de la pandemia de COVID-19, ya que El Salvador se encuentra en la fase 3, considerada de contagio masivo.

Antes de que se detectaran los primeros casos de COVID-19 en El Salvador, el Presidente Bukele decidió tomar con antelación medidas para contener los contagios y ganar tiempo valioso para equipar y adecuar el hospital más moderno de Latinoamérica para la atención del COVID-19.

Cuando la fase 2 y 3 del proyecto se encuentren listas, el Hospital El Salvador tendrá una capacidad para 1,000 camas UCI.