Ministerio de Gobernación y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) entregan aporte económico a familias afectadas por el deslave en Nejapa

Este día el Ministerio de Gobernación en coordinación con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en cumplimiento de su palabra, realizaron la entrega de un importante aporte económico destinado a 110 familias que vendrá a garantizar su bienestar mientras se les entrega una vivienda digna y segura.

El albergue habilitado en el Centro Escolar Aldea de Las Mercedes donde aún se encuentran las familias, fue el escenario donde el Viceministro de Gobernación y encargado de Despacho Franklin Castro, en compañía de Miguel Barreto Director Regional del PMA, hicieron entrega oficial de un aporte económico a cada familia, el cual que consiste en 200 dólares, comprendido a los meses de noviembre y diciembre, el PMA está contribuyendo con estas familias durante tres meses.

Esta donación del PMA con la gestión de la cartera de Gobernación, ha sido con el propósito de apoyar en la seguridad alimentaria de las familias, quienes durante décadas han habitado en un territorio con alto nivel de vulnerabilidad, que ha incrementado su riesgo a sufrir desastres ante la ocurrencia de fenómenos naturales.

Los días posteriores al deslave las familias han recibido asistencia alimentaria en los tres tiempos de comidas, así como atención en salud; se les otorgó además $250 dólares del Fondo de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres (FOPROMID), para contribuir en el alquiler de vivienda, hasta que se les entregue su vivienda propia.

El gobierno del presidente Nayib Bukele, a través de sus diferentes carteras de Estado, continúa trabajando por reducir la vulnerabilidad en la que ha vivido gran parte de las familias salvadoreñas, como el caso de este grupo poblacional en el municipio de Nejapa.

Es por ello que el ministerio de Gobernación coordina permanentemente con otras instituciones del Sistema Nacional de Protección Civil, para generar una cultura de  prevención, con el objetivo de salvaguardar la vida y los bienes de la población.

Continúa además el llamado a las alcaldías a no seguir otorgando permisos de construcción en zonas de riesgo de sus respectivos municipios y que se sumen al espíritu de trabajo coordinado con las instituciones de gobierno, con el fin elevar las condiciones de vida de la población salvadoreños.

 San Salvador, 25 de noviembre de 2020